EL TRABAJO EN BODEGA

RELLENADO

Tras la fermentación y el ensamblaje del vino, éste se introduce en barricas nuevas durante un periodo que puede durar entre veinticuatro y treinta meses. Haut-Brion posee su propia tonelería donde se montan la mayoría de las barricas utilizadas en las bodegas del château.

El vino, cargado de gas carbónico, después de las fermentaciones, se desgasifica a lo largo del primer año en el que la barrica permanece abierta (canillero de arriba).

La madera, sobre todo cuando es nueva, absorbe vino constantemente por lo que es necesario añadir vino con bastante frecuencia. Esta operación, que se repite cada dos días en Haut-Brion, es lo que se conoce como el rellenado.

Posteriormente, la barrica se cierra herméticamente con el tapón de costado: el rellenado ya no es necesario.