EL TRABAJO EN BODEGA

TRASIEGO

El trasiego es una operación importante en la crianza tradicional del vino en barrica.

Consiste en pasar el vino de un recipiente a otro, siendo su función principal la separación del vino claro de los sedimentos, los cuales quedan depositados por gravedad en el fondo de los toneles. Estos depósitos se denominan comunmente lías.

Otro objetivo es el desgasificado del vino; el trasvase del vino de una barrica a otra provoca la emanación del CO² del vino.

Por último, según las necesidades puede trasegarse o no el vino en contacto con el aire libre, lo que permite airearlo; a lo largo de esta operación, se diluye un poco de oxigeno en él.






Antiguo proceso de trasiego










El trasiego se practica trasladando el vino por gravedad de una barrica a otra situada más abajo. Sólo el vino situado en las barricas almacenadas cerca del suelo es trasvasado mediante la presión del aire.








Esta operación tiene lugar cada tres meses durante el primer año y posteriormente se repite cada cuatro meses.

Progresivamente, el vino se clarifica hasta quedar perfectamente límpido y listo para ser embotellado.