NERO D'AVOLA Y FRAPPATO, PURA SICILIA


noticias del vino

Sicilia es la isla con más extensión del Mediterráneo, con parajes y espacios distanciados y bien diferentes en cuanto a clima, a suelos, a cultura y a altitud sobre el nivel del mar. Es un pequeño continente por el que todas las civilizaciones han pasado y han aportado un legado consistente. Es una tierra fascinante con recodos por descubrir que se ha convertido en una de las regiones más importantes en cuanto a vino de Italia en los últimos 25 años. El vino forma parte de la historia y no sería justo olvidar a los pioneros como Luigi Tasca, la familia Planeta, la familia Rallo, Duca di Salaparuta, Marco de Bartoli, Feudo Montoni… sin olvidar la fundamental llegada del enólogo Giacomo Tachis, uno de los padres del Sassicaia, que fue pieza básica en el devenir de las nuevas apuestas.

 
La nero d'Avola y la frappato son, fuera de las propias del Etna, las dos castas tintas con más pedigrí y de las que proceden las mejores etiquetas sicilianas. Pero Sicilia nos muestra una diversidad poco habitual; una riqueza plagada de vinos únicos e irrepetibles que son capaces de emocionar al aficionado más exigente Y sólo el 20% del vino producido, curiosamente, es embotellado. Una tierra de ensueño a redescubrir. 
 
 
La reina de las tintas sicilianas.
 
La nero d'Avola es la variedad tinta más representativa del viñedo siciliano, y más conocida en el mundo, con más de 18.000 hectáreas plantadas, siendo la segunda más cultivada de la isla, sólo detrás de la catarratto blanca. Y su intrigante historia poco tiene que ver con la realidad de hoy. Es la variedad estelar siciliana, hasta convertirse en uno de los símbolos de su enología, porque abarca cada rincón y provincia de la isla. 
 
 
No hay muchos datos precisos de sus orígenes. Durante un tiempo se pensaba que era pariente de la syrah, que en el viaje desde Asia hasta Francia habría parado en Sicilia. Sí que sabemos que antes de conocerse como nero d'Avola se llamaba calabrese, nombre con la que se denominó a lo largo del siglo XIX, y aparece denominada así en todos los catálogos de castas sicilianas de esa época. Por lo tanto, hay muchas hipótesis y pocas certezas. Las pruebas de ADN seguro que aclararán en un futuro cercano sus auténticos orígenes que, a buen seguro, partirán de alguna casta traída de la Magna Grecia cruzada con otra local que bien pudiera ser salvaje. 
 
 
Bacci habla a finales del s. XVI "del vino hecho al uso calibrese" en la provincia de Catania. En esa época se asocia por primera vez al pequeño pueblo de Avola en provincia de Siracusa. Pero ese calibrese no procede de Calabria como erróneamente se prensaba. La realidad es que procede de una italianización del término dialectal siciliano "calavrisi" que es "uva (cala) de Avola (vrisi)". Luego se sustituyó el 'uva' por 'nero'. Capuani, en 1616, habla de "calavrisi con grano redondo". Pero es desde el siglo XVIII cuando se comienza a hablar con cierta frecuencia de la variedad. En Avola estuvo presente hasta finales del s. XIX, cuando llega la filoxera. A partir de ahí, con la destrucción del viñedo, se plantan almendras y limones. Desde aquí viaja al Valle de Noto y de ahí comienza su extensión por toda la isla. En 1870 ya avisaba Angelo Nicolosi de que era una de las castas con mayor calidad que existían. 
 
 
Por lo tanto no procede ni del centro ni del oeste de la isla, donde hoy se ha difundido con mayor presencia. Se encontraba en las zonas de Nuoto, Vittoria y Pachino y de allí se extendió por toda la isla. El carácter de la zona originaria nada tiene que ver con el de las zonas de adopción. Antaño, desde los 50 hasta comienzos de los 90, era habitual su uso para vinos jóvenes o de cortas crianzas o para mezclar con otras castas como la frappato, más fina y con menos color. Entonces se exportaba a Italia y al resto del mundo. Hasta esa época no era sencillo encontrar vinos embotellados. 
 
 
La actualidad: cambio total y definitivo.
 
Es a partir de los años 60 y 70 del siglo XX cuando comienza a cambiar la viticultura siciliana gracias a personajes como Giacomo Tachis y se inicia el embotellado de vinos, se comercializan fuera del granel o de las damajuanas en la Sicilia Occidental. La nero d'Avola seguía reforzando vinos débiles hasta hace no tanto tiempo, y se comenzaron a ver monovarietales. En muchas ocasiones como vinos económicos, de grandes producciones, fáciles de beber como el Corvo de Duca di Salaparuta o el Regaleali Rosso de Tasca d’Almerita. Duca Enrico fue el primer gran vino que nos impresionó en 1984 porque fue la primera verdadera apuesta por la alta calidad. Sorprendente por su opulencia, refinamiento, definición, profundidad… Le siguió el Rosso del Conte (éste, con un poco de perricone). más fino, con taninos firmes pero maduros, complejo con buena capacidad para envejecer.
 
 
El cambio definitivo (o revolución auténtica) llega a Sicilia desde el año 2000, cuando el reparto varietal era del 25% en tintos y el 75% en blancos. En 2009 habían cambiado, puesto que el vino tinto aumentó de forma considerable. En ese período sube la extensión de la nero d'Avola en un 33%. Se suceden plantaciones, las bodegas grandes apuestan por ella y se difunde a lo largo de zonas potenciales y otras sin ningún viso de una supuesta calidad. Se mezclan los vinos corrientes, de fácil acceso y poco dinero con otros de un alto nivel. 
 
 
Se trata de una casta de difícil maduración, sobre todo en el este de la isla, que necesita mucho calor y terrenos arenosos para expresar toda su paleta olfativa, con el riesgo siempre de que puedan destacar de forma agresiva las notas animales y terciarias y potenciarse la rusticidad que lleva consigo. En los terrenos más calcáreos y zonas menos calurosas, en algunas ocasiones, la parte placentera de la variedad puede resultar dañada por sensaciones más animales y terciarias y menos refinadas, más opulentas. Esa es una de las causas por las cuales se ensambla, para refinar el vino y hacerlo más suave sin que pierda su enorme personalidad, con castas francesas como cabernet sauvignon, merlot y syrah (sobre todo esta última) que suponen un riesgo porque en estas latitudes se acentúan de forma notable las notas vegetales, de sobremaduración y que terminan por resaltar los aspectos más agresivos, verdes y pastosos. Con la cabernet y merlot se puede llegar a suavizar y hacerlo más amable. Alguno con sangiovese para aportar un poco de acidez. 
 
 
Mucho mejor armoniza con la perricone o la frappato. O en solitario, como la mayoría de productores están apostando desde hace década y media. Las maceraciones eran muy breves hasta la llegada de Tachis, invitado por Diego Planeta, que las recomendó más largas y así se podía conseguir una mejor textura y mayor estructura. 
 
 
Zonas y sus características.
 
Una de las características principales en sua historia es que fue una variedad promiscua porque se encontraba en los viñedos mezclada con otras, con un problema añadido a la hora de madurar en el este de la isla: lo hacía por lo menos dos semanas antes que el resto de castas locales, y eso causaba problemas respecto a las otras variedades más tardías para ver el momento de recogida de la uva. 
 
 
En la zona central y occidental, cuando la poda es en vaso, a veces madura a mayor velocidad, da más alcohol y menos acidez. Es curiosa la diferencia respecto a la propia nero d’Avola en el este o en viñedo más viejo, o a la frappato, que se adaptan perfectamente a unos suelos más arenosos. Y si se macera durante muchos días, a temperaturas altas y de forma vigorosa. da unos vinos opacos como gustaban durante más de un siglo a los consumidores europeos. Se llamaban en su época 'rossissimi' (varios pasos más allá de tintos). Cambia mucho si se cría en barricas o en grandes toneles. Los mejores han demostrado una buena capacidad de envejecer. Las maceraciones oscilan desde los pocos días hasta los 30 del Vrucara. 
 
 
 
Centro y Oeste : Zona de colinas entre 300 y 400 metros en terrenos franco-arcillosos aunque alcanza hasta los 750 metros del viñedo de Feudo Montoni pero resulta complicada su maduración a más de 500 metros. Al oeste los suelos son más calcáreos y a una altura de 200 metros con vinos más coloreados, potentes y estructurados. Plantado en espaldera o contraespaldera con viñedos de 20 años máximo, con algunas excepciones, y prefiere podas cortas. Se vendimia a comienzos o mitad de septiembre. Gracias a su arcilla tienen mayor estructura. En las zonass central y occidental, el color es habitualmente intenso y la capa alta con un hollejo más grueso. Los aromas en las zonas más cálidas dominan las guindas en licor o la confitura (casi a pasas) y los aromas especiados, animales, de cueros, regaliz... La boca es densa, carnosa, suave, potente, cálida con unos taninos maduros y una acidez variable de las zonas más altas y bajas, más frescas y cálidas pero buena en general. Buscan el equilibrio a través de alcanzar la madurez fisiológica y fenólica. En las zonas más frescas, destacan los recuerdos balsámicos, terrosos, animales, de fruta en confitura, especias… y una boca corposa, vigorosa, cálida, potente con taninos finos, densos y suaves y con una acidez buena así como la persistencia. 
 
Productores y vinos: Duca Enrico (Duca di Salaparuta), Ságana (Cusumano), Vrucara (Feudo Montoni), Rosso del Conte (Tasca d’Almerita), Tancredi y Milleunanotte (Donnafugata), Harmonium (Firriato), Kerasos (Valdibella), Don Antonio (Morgante), nero d'Avola (Principe di Butera-Zonin), Alto (Rapitalà)… 
 
 
Este : Es la zona más clásica e histórica. Son terrenos más blancos y arenosos. Más cerca del mar y menos colinas aunque la variación puede llegar desde el el nivel del mar hasta los 500 metros en la zona del Cerasuolo di Vittoria. Antes se vendimiaba tarde y fermentaba a una temperatura demasiado alta de ahí que se deformara la imagen real de los vinos. En la parte sudoriental, el racimo es medio y un poco compacto, de grano medio y hollejo grueso y consistente. Bastante regular en su productividad, resulta bastante resistente frente a las principales enfermedades. De color intenso pero no impenetrable con un perfil aromático mediterráneo: especias, hierbas aromáticas, animal, selváticos, silvestres, guindas en licor con frutos maduros y más finura. Son más complejos olfativamente que en las otras zonas. En boca tiene viveza, densidad, espesor, suavidad, es sabroso con unos taninos maduros. La acidez es buena así como su persistencia. Hay viña vieja plantada en alberello (vaso). Menos alcohol que en el centro y oeste. 
 
 
Productores y vinos: Neromaccarj, Nerobufaleffj, Nerojbleo, Rossojbleo, Nerosanlorè (Gulfi); Siccagno (Occhipinti); Santa Cecilia (Planeta); Valle dell’Acate el Tané con syrah y un grado alcohólico muy alto o Il Moro; Pithos Rosso (Cos), Nero Sichilli (Savino), San Basilio (Riofavara)… 
 
 
La pinot italiana.
 
Como no podía ser de otra manera, los orígenes de la frappato son también inciertos, aunque parece que se remontan a Vittoria, en la provincia de Ragusa, donde se cultivó desde el siglo XVII. Durante un tiempo se pensó que venía de España. Los datos con los que contamos son que la primera persona que habla de esta variedad es Sestini en 1812. Después lo harán Salvatore D’Agostino o Paolo Balsamo que habla de la mezcla con nero d'Avola. A finales del siglo XIX era la casta principal en la zona porque en Vittoria encontraba su habitat perfecto gracias a los suelos arenosos, a la 'terra rossa' y a su clima cálido. Y el ensamblaje con la nero d'Avola era perfecto porque crecía en terrenos más fríos y húmedos, como también funciona con la nerello mascalese. 
 
 
Son poco más de 800 hectáreas que significan menos del 1% del viñedo siciliano. Se encuentra en la DOCG Cerasuolo di Vittoria y en las provincias de Ragusa, Catania, y Caltanissetta en la zona sudoriental de Sicilia. Aquí, cuando se mezcla, supone un 50-70% de nero d'Avola y del 30 al 50% de frappato. También hay una buena extensión en la provincia de Trapani, donde no alcanza la grandeza de su lugar de origen. Además forma parte de otras denominaciones como Alcamo, Eloro, Erice o Vittoria. 
 
 
Frappato viene de "afrutado" por su espléndida definición aromática tan afrutada y especiada con una marcada acidez. Entre sus características ampelográficas, presenta un racimo medio, piramidal con un grano de media dimensión con un hollejo espeso, poco vigorosa y es de maduración tardía con grado alcohólico no muy alto y menores rendimientos que la nero d'Avola. Es bastante tolerante con las enfermedades. Es de maduración tardía donde se vendimia a finales de septiembre o comienzos de octubre. Da vinos con escaso color con muy intensos y complejos aromas (guindas o cerezas), de especias y flores, cítricos y minerales... Cuerpo medio, suave, con muy buena acidez y taninos maduros y aterciopelados con formidable persistencia, por eso se la conoce como la pinot noir siciliana. 
 
Cuando se mezcla con el nero d'Avola le aporta finura y delicadeza. Encaja a la perfección con el vaso como forma de poda y conducción aunque se extiende cada día más el Guyot. Tiene pocos antocianos; la fermentación no debe ser a temperatura muy alta para preservar su frutosidad; la extracción debe ser suave y, en algunos años, no terminar la maloláctica; suele alcanzar los 13%. Es demasiado sensible a la madera nueva y se utilizan o barricas de más de una vendimia o botti con el peligro de una precipitada oxidación. El gran dilema es su capacidad de envejecimiento. Su mejor momento, habitualmente, es de uno a dos años y en algunos casos dos o tres más. La verdadera capacidad de los mejores no se conoce aún. Era sinónimo surra, en Siracusa y nero capitano en el Calatino. De los primeros monovarietales que se recuerdan son los de Valle dell’Acate desde 1991. 
 
 
A destacar que es una de las zonas sicilianas donde los vinos ecológicos y biológicos son cada vez más habituales 
 
Productores y vinos más destacados: Occhipinti (Il Frappato); Cos (Il Frappato), Valle dell’Acate (Il Frappato y Cerasuolo di Vittoria con 60% Nero d'Avola y 40% frappato); Fiä Nobile (Vittoria); Cali (Bianca di Luna un frappato vinificado en blanco y Mandragola Vittoria), Feudi del Pisciotto (Frappato Carolina Marengo)…


FUENTE : http://elmundovino.elmundo.es/